Natural Relief

Homeopatía y Salud

Los principios básicos
de la homeopatía

La homeopatía, también conocida como medicina homeopática, es un sistema médico integral que se originó en Europa y se ha practicado en los Estados Unidos desde principios del siglo XIX. La homeopatía tiene tres principios básicos:

 
 

Lo semejante
cura lo semejante

La homeopatía demuestra que una sustancia que produce un determinado conjunto de síntomas en una persona saludable puede curar a una persona enferma que experimenta esos mismos síntomas. Por ejemplo, las cebollas le hacen llorar los ojos cuando las corta. Si tiene un resfriado o una alergia y los síntomas incluyen secreción nasal, el remedio probable para tratar la secreción nasal sería Allium Cepa, que se prepara con cebollas.

 
 

Dosis mínima

A diferencia de las medicinas convencionales, se cree que la medicina homeopática es más eficaz cuando su ingrediente activo se diluye y sacude (agitar enérgicamente). Los datos indican que la medicina homeopática incrementa la eficacia con cada paso de dilución-sacudimiento adicional. Además, la tolerabilidad del medicamento aumenta con una mayor dilución.

 
 

Medicamentos
individualizados

De forma ideal, el tratamiento homeopático se adapta a cada persona. En este caso, los profesionales seleccionan medicamentos de acuerdo con un panorama completo del paciente, incluidos no solo los síntomas físicos sino también el estilo de vida, los estados mental y de ánimo, y otros factores.